Más cerca de África. Un continente rico y expoliado Imprimir
Escrito por Tutorial   
Jueves, 24 de Octubre de 2013 18:47

La evasión fiscal producida desde África entre 2008 y 2010 fue de 34.000 millones de $, una cantidad superior al montante del total de la ayuda oficial al desarrollo en ese periodo. Las grandes empresas se benefician de la falta de control (cf. MN, 13/V/2013). La creación de códigos voluntarios y normas prescriptivas que combatan la opacidad de las transacciones, por parte de la comunidad internacional, resulta crucial en la lucha contra el expolio. Estas normas permiten desvelar a quién se concede la licencia, quiénes son los titulares y empresas beneficiarias. En este sentido, hace dos años, USA aprobó una medida de trasparencia para que todas las empresas extractivas que cotizan en bolsa declaren los pagos, país por país y proyecto por proyecto.

El Banco Mundial ha favorecido a los inversores extranjeros e impuso códigos mineros muy favorables a las empresas, con tasas de gravámenes muy bajos sin que el estado se comprometiera a la atención de las comunidades locales. Los recursos minerales y de hidrocarburos de África son inmensos, pero el daño producido a las poblaciones locales, incluida la explotación de mujeres y niños, es también un hecho evidente.

Una excepción a la situación descrita es la de Botsuana, un país que a través de una mejor gobernanza, un rol positivo de las autoridades locales y unos políticos responsables, ha conseguido que la riqueza de sus diamantes revierta en el beneficio de la población local. Algo parecido está ocurriendo en Ghana en relación a la explotación del petróleo. La sociedad civil creó una plataforma de gestión y control para que se impongan niveles aceptables de transparencia. En otros países como Tanzania o en algunos de África occidental se intentan aprobar códigos de extracción minera.
 

La gestión de recursos deberá ser parte primordial de la agenda de seguridad y desarrollo en los encuentros internacionales. El FMI prevé que de las 10 economías que más crecerán en el periodo 2010-2015, siete de ellas serán africanas.

Por último intervinoJean Baptiste Kambale, religioso de la zona del Kivu, al este de la República Democrática del Congo, una región riquísima en minerales y petróleo en la que se han producido 6 millones de muertes a consecuencia de la pugna por los recursos. Kambale habló desde el corazón, desde su experiencia de haber salvado allí su vida en varias ocasiones. Se refirió a la historia de expolio del continente, tierras consideradas comoel granero o la trastienda de los países ricos y escenario durante siglos de la connivencia de la inmoralidad de élites africanas y europeos en detrimento de las poblaciones autóctonas. El religioso se refirió a la reacción silenciosa de una sociedad civil que en muchas ocasiones ha dado su vida a favor de una resistencia no violenta.  Habló de los numerosos líderes locales asesinados, misioneros, pastores, periodistas cuyas muertes han sido silenciadas por los medios de comunicación.

Fuente: www.mundonegrodigital.com

 

Última actualización en Jueves, 24 de Octubre de 2013 19:07